Plataformas telescópicas sobre camión, capaces de alcanzar alturas de hasta 18 m. Para conducirlas se requiere únicamente el permiso de circulación B, ya que es un vehículo inferior a 3500kg. Además, un único operario puede, desde la cesta, controlar todos los movimientos, incluso, poner en marcha y apagar el motor con lo cual la autonomía y exactitud del trabajo son máximas. Los controles son de manejo simple y lógico. Disponen de estabilizadores que les permiten trabajar en desnivel. Ideales para trabajos de exterior, con un amplio rango de aplicaciones: alumbrado público, instalaciones, pintura y reforma de fachadas, montaje de estructuras, limpieza de cristales, etc.