Plataformas autopropulsadas por motor eléctrico, con gran precisión en zonas con espacios limitados y difíciles de acceder. Capaces de alcanzar alturas de hasta 24 m. Ideales para trabajos de interior, permitiendo una mayor versatilidad al situar la plataforma entre obstáculos. Entre sus muchas aplicaciones, sus características las hacen perfectas para realizar el mantenimiento de naves industriales: limpieza de cristales y ventanas, instalaciones eléctricas, reparaciones, etc. Equipadas con neumáticos que no dejan marca para conducir por superficies interiores y con eje oscilante disponible. Además, si no es posible conectarlas a la línea eléctrica para cargarlas, disponemos de plataformas con generador propio.